La cgt
NOUS SUIVRE
  
Publié le jeudi 26 août 2004

Llamado del congreso de la CGT contra la guerra en Irak



La guerra desencadenada por el gobierno de EE UU y sus aliados sacude el territorio iraquí. Bagdad y otras ciudades de Irak son bombardeadas. Esta guerra será mucho más larga y más mortífera que lo anunciado por sus instigadores.
La CGT, la opinión pública del mundo entero, el conjunto del movimiento sindical denuncian y condenan esta guerra, fuente de consecuencias imprevisibles en una de las regiones más frágiles e inestables del mundo.
Es la población iraquí la que más sufre por causa de la dictadura y del embargo ; los pretextos planteados acerca de la capacidad de destrucción de Sadam Husein y de su régimen no son contundentes. Condenamos con firmeza esta dictadura pero no creemos que la democracia pueda ser instaurada por un Ejército invasor.
La administración norteamericana justificó esta guerra a través de lazos presumidos con el terrorismo internacional.
El terrorismo es una forma extrema de violencia política ejercida en contra de la población civil. Esto es incompatible con los derechos humanos, discalifica todas las causas que pretende defender y debe ser combatido con firmeza. Pero en este caso, es la intervención militar de EE UU la que es susceptible de provocar un recrudecimiento del terrorismo.
Los Estados Unidos intentan imponer la permanencia de su liderazgo en la organización de la globalización económica y financiera. ¿En qué dirección puede ir el mundo si un Estado pretende imponer su propia visión imperialista ignorando a decenas de millones de manifestantes de todos los continentes, de todas las convicciones y confesiones ?
¿Qué futuro se nos anticipa cuando se oponen las culturas y predican cruzadas ?
Esta guerra debe parar !
La CGT adhiere a la declaración del 20 de marzo de la Confederación Europea de los Sindicatos donde se afirma que : "el objetivo legítimo de la comunidad internacional de desarmar el régimen de Sadam Husein podría haberse logrado por la vía pacífica, bajo la responsabilidad de la ONU".
El Congreso de la CGT, tal como sus sindicatos y organizaciones lo han manifestado, para evitar y luego parar la guerra, llama a ampliar la movilización. Exige el retiro de las fuerzas armadas cuya presencia en el territorio iraquí está en contradicción con el Derecho Internacional y debe ser condenado oficialmente por las instituciones internacionales. Manifiesta su desacuerdo con la autorización de sobrevuelo de nuestro territorio por los aviones de combate norteamericanos en misión.
La Conferencia internacional realizada bajo la iniciativa de la CGT, en vísperas de su Congreso, reiteró la necesidad, tal como lo formuló la Confederación Europea de los Sindicatos, "de una solución justa al conflicto del Medio Oriente que prevea la instauración de un Estado palestino independiente y viable, al lado de un Estado de Israel que viva en seguridad".
El compromiso por una paz justa y duradera en esta región del mundo debe sobreponerse a la arrogancia belicista y al odio del otro.
El Congreso de la CGT denuncia la indecencia de todos los especuladores del club mundial de las transnacionales, para quien
Se compromete por avanzar hacia una nueva era en la concepción y la organización de las relaciones económicas y políticas, donde Europa debe afianzar su posición.
La unidad de los pueblos en las movilizaciones actuales conllevan estas exigencias tal como lo muestra el lugar tomado por la juventud.
La evolución de las conciencias por un mundo pacífico y de progreso social es un aspecto importante de la situación actual, en el cual la CGT pretende cumplir su papel.
El Congreso de la CGT llama al mundo del trabajo a continuar su lucha resuelta contra la guerra, a participar en especial en las manifestaciones del sábado del 29 de marzo y en todos los desafíos reivindicativos actuales.
Los problemas del mundo no deben quedar en manos del mundo de los negocios !